Acechando a Jack el Destripador

Hey there Caspers!

Espero que estén muy bien. Hoy les vengo a traer una reseña que sé que mueren por leer, debido a la cantidad de ustedes que me han preguntado sobre los libros de Kerri Maniscalco: “Stalking Jack the Ripper”, para ello… !abróchense los cinturones, y acompáñenme a 1888 (plena época victoriana) en Londres!

Obviamente los libros que conforman la saga de “Stalking Jack the Ripper” (o en español: “Acechando a Jack el Destripador”) aun deben de ser traducidos al español (#QueAlguienLePaseLaVozALasEditoriales #PostaEsteEsUnBestseller), lamentablemente. De todas formas, no puedo dejar de comentar acerca de ésta historia y ya verán por qué.

Ficha técnica:

Autor(a): Kerri Maniscalco

Editorial: Little Brown – Jimmy Patterson.

Edición: 1° Edición  – 10° Reimpresión.

Sinopsis:9780316464284

He murdered women in cold blood.

He terrorized an entry city.

He taunted those of us who hunted him down.

But despite all these horrors, in the end I could not deny it…

I was the girl who loved the Ripper.

 

Criada para ser una dama de la alta sociedad victoriana, Audrey Rose Wadsworth tiene un plan totalmente diferente para sí misma. Tras la pérdida de su querida madre, está determinada a entender la naturaleza y el trabajo de la Muerte. Intercambiando su aguja de bordado por bisturí para autopsias, Audrey aprende en secreto la medicina forense. Y pronto se ve arrastrada en la investigación del asesino serial Jack el Destripador, pero para su horror, cada pista la lleva más cerca a su propio mundo.

Inspirada en el famoso e irresuelto caso, éste atrapante debut de Kerri Maniscalco revuelve una historia cuya atmósfera de belleza y oscuridad en donde una remarcable chica de la era victoriana, descubre que algunos secretos enterrados nunca quedarán del todo muertos.

Mi opinión:

La historia empieza, como dije, en un Londres de 1888, donde hay que tener en cuenta que la mujer aún no tenía ningún tipo de los derechos que hoy en día poseemos. Aclaro esto de un principio porque nuestra protagonista, Miss Audrey Rose Wadsworth, es el claro ejemplo de una mujer moderna para su época. A pesar de ser la hija de uno de los lores más importantes de la Ciudad, Audrey Rose desde edad temprana ha tenido una fascinación por ser educada en el mundo de la ciencia, un hecho que fue comenzado por su difunta madre y que luego fue instruido por su querido tío, uno de los mejores forenses de Londres: el Dr. Jonathan Wadsworth, quien no sólo es un erudito del tema forense, sino que su trabajo lo ha llevado a trabajar conjunto al Scotland Yard y es así como Audrey Rose se involcura en los casos que aterrorizaron a la comunidad londinense en ésa época: los asesinatos de Jack el Destripador.

Lo que me encanta de la pluma de Maniscalco, es lo bien que logra unir la ficción con los hechos que sucedieron, ella misma al final de cada historia pone a modo de nota de autor las discrepancias que hay entre lo real y lo que ella escribió, algo que agradezco muchísimo porque aprendí nuevas cosas del caso del Destripador que no conocía.

Para aquellos que no son muy familiares en el tema: Jack causó mucho terror en la ciudad de Londres asesinando mujeres “caídas” (prostitutas), en la zona de Whitechapel (terriblemente aún hoy en día esa zona de Londres tiene un poco de mala fama y todo se remonta a la época de éste asesino). Sus crímenes realmente fueron atroces, tal como los describe Kerri en sus libros (la autora no se guarda nada, así que si son de estómago muy sensible… quizás sea mejor que se abstengan de seguirle los pasos a Audrey Rose, lo cual sería lamentable, porque es una gran historia, ¡créanme!). Antes de seguir abro un párentesis sobre Kerri Mansicalco, ella estudió medicina forense y su familia se dedica a la misma, así que no es de extrañarse que nos encontremos con millones de términos científicos precisos. Ok, siguiendo con nuestro amigo Jack, nunca, y repito nunca, se llegó a saber con ciencia cierta quién era en realidad éste personaje. Por la presición de sus crímines y la forma en la que se mofaba del Scotland Yard, muchos sostenían que quizás el Destripador pertenecía a una familia pudiente de Londres, una idea que sin duda Kerri tomó para darle forma a su historia, y no cuento más porque el plot-twist que tiene el final es… ¡F-A-N-T-Á-S-T-I-C-O!

giphy2

Si bien Kerri te da todas las pistas para que vayas creyendo quién puede ser el Destripador en su historia, te juro que jamás de los jamases es quien creías o apuntabas a creer que era.

Aún cuando trama se desarrolla dentro de esta grotesca y criminalezca historia, lo que me encantó de ésta primera aventura es la forma en la que Kerri creó a tan bellos personajes. La protagonista Audrey Rose no es una tierna señorita de la ciudad, tiene ideas y conceptos bastante arraigados, su voz es un respiro ante tantas ideas machistas de su sociedad y curiosamente (o no) evocan los movimientos que hoy ocurren en el mundo donde el movimiento feminista está peleando aún por esa igualdad que la protagonista de Maniscalco quiere lograr para ella y el género femenino en general. Ahí es donde entra el personaje de Thomas Cresswell, el otro protagonista e interés romántico de Audrey Rose (no importa lo que diga, se nota que está colada hasta la médula por Cresswell), éste chico es una mezcla de Sherlock Holmes y Mr. Darcy, es muy impertinente cuando quiere pero también muy estóico y antisocial, todas sus facetas lo hacen un personaje irresistible, querible y realmente equilibra a nuestra protagonista de una forma única y maravillosa, sus diálogos están cargados de coquetería y una chispa que realmente enciende, aún cuando a veces Mr. Cresswell mete la pata con su bocaza (¡hey, que que a veces parece Darcy con su proposición en Hunsford!). Lo que me encanta es cómo hace uso de su habilidad de deducción, tal como lo hace el personaje de Sir Arthur Conan Doyle, sólo con observar atentamente a la persona, algo que usa muy bien en su juego de filtreo con Audrey Rose y que realmente parece volverla loca (en ambos sentidos de la palabra).

Además de nuestros protagonistas tenemos personajes secundarios maravillosos, como el tío de Audrey Rose, quien es realmente un genio de la medicina forense; también está Nathaniel Wadsworth (el hermano de Audrey Rose), la prima y la tía la prota (Liza y Amelia), además del jefe del Scotland Yard y el misterioso padre de Audrey Rose, Lord Edmund Wadsworth, quien desde la muerte de su esposa por la fiebre escarlata, parece haber peridido un poco la razón y tiene una obsesión tremenda con los microbios y las enfermedades. Es con estos personajes que se desarrolla la trama donde Audrey Rose y Thomas Cresswell deberán descubrir quién es el Destripador y detenerlo antes de que sea demasiado tarde.

giphy4

Tengo millones de frases que me encantaron del libro, pero rescato estas dos por el valor que realmente tienen, le dan vida y forma a las ideas y a la personalidad de Audrey Rose, algo que se mantiene hasta incluso el siguiente libro.

I dreamed of a day when girls could wear lace and makeup —or no makeup at all and don burlap sacks if they desired— to their chosen profession without it being deemed inappropriate.

(«Sueño sobre el día en que las mujeres puedan vestir encaje y maquillaje (o sin maquillaje y usar sacos de arpillera si lo deseen), en los lugares de sus profesiones elegidas sin que ésto sea considerado impropio.»)

The constable eyed me with distaste. I buried my hands in my skirts, gripping the material until I was positive I’d rip it off. Oh, how I despised remaining silent under such awful judgment. I’d like to remind each man who held such poor opinions of a woman that their beloved mothers were, in fact, women.

I didn’t see any men running about, birthing the world’s population then going on to make supper and tend to the house. Most of them buckled to their knees when the slightest sniffle attacked them.

There was more strength held underneath my muslin layers and well-perfumed skin than in half the men in London combined. I forced my mind to stay focused on our task, lest my emotions show plainly on my face.

(«El alguacil me miró con disgusto. Escondí mis manos entre mis faldas, sujetando el material hasta que creí poder romperlo. ¡Oh, cómo odiaba quedarme callada ante tal horrendo juzgamiento! Me gustaría poder recordarle a cada hombre que tiene tan pobres opiniones sobre la mujer que sus queridas madres son, en realidad, mujeres.

No he visto a ningún hombre corriendo por ahí, dando a luz a la población mundial y luego peparando la cena y tendiendo la casa. Muchos de ellos se doblegan cuando les ataca el más pequeño resfriado.

Hay más fuerza sostenida bajo mis capas de muselina y mi piel perfumada, que en mitad de los hombres de Londres juntos. Forcé a mi mente a mantenerse centrada en nustra tarea, no fuera a ser que mis emociones se mostraran demasiado en mi rostro.»)

¿Mi puntaje? Le doy 4 estrellas y media porque creo que hay unas cosas que podía dar para más, pero aún así es genial como introducción.

4stars

Si son de los que leen en inglés, les recomiendo altamente que se hagan con una copia, realmente vale la pena tenerla en la Biblioteca, y sino… ¿a qué esperan a ayudarme a que las editoriales quieran traducirla? ¿Qué les parece la movida #QueremosAStalikingJackTheRipperEnEspañol o si es muy largo #AudreyRoseEnEspañol?

giphy5

Mientras yo espero por la tercera entrega “Escaping from Houdini”, quizás no muy pacientemente.

Nos leemos en el siguiente post!

XOXOX

Aye

Advertisements

2 thoughts on “Acechando a Jack el Destripador

Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: