La mejor cura para todo es el gelato

Hola Caspers!

Hoy les hablaré de «Amor y Gelato» de Jenna Evans Welch publicado por la editorial @somosBestYA, una historia que nos adentra en el corazón de Florencia, donde todo parece solucionarse tomando un buen gelato. ¡Acompáñenme en éste viaje!

Ficha técnica:

tapa-amor-y-gelato-pelicular-1Autor(a): Jenna Evans Welch

Editorial: #Numeral (@somosBestYA)

Edición: primera edición (diciembre 2016)

Sinopsis: “Tomé la decisión equivocada…” Así comienza el diario de la madre de Lina, que inesperadamente llega a sus manos en cuanto pisa Italia. Viaja a Florencia por obligación más que por deseo, porque fue la última voluntad de su madre antes de… es demasiado doloroso para recordar. A partir de la lectura del diario, Lina descubrirá facetas desconocidas de su mamá y de ella misma. Conocerá su verdadera historia y una ciudad fascinante guiada por una voz del pasado, los desconocidos del presente y una gastronomía que parece sanar las heridas. Este es un libro para llorar, reír, degustar, conocer… y leer disfrutando de un delicioso helado, como hace la protagonista: entre el dolor por la pérdida y el humor negro por su nueva vida, recorre La Toscana movida por el misterio familiar, el arte, el amor… y el gelato.

Mi opinión:

Primero que nada quiero describir el trabajo cuidado que tuvo #Numeral con éste libro, su edición es impecable, salvo detalles menores de traducción que en ciertos puntos sonaron un tanto rebuscados (por ejemplo, una frase que dice: «pude ver los pelos de sus pestañas», la cual se encuentra en un momento catártico en la historia, donde el romance iba viento en popa, iba leyéndolo de lo más bien —y eso que odio el romance cursi— hasta que de pronto leo “pelos“, y al menos a mí me quitó todo sentimiento romántico; éste es uno de los ejemplos que más me quedó grabado porque es un error que a veces cometen los traductores y es una de las tantas razones por las que a veces prefiero leer la versión original en inglés de las obras, pero dejando de lado esto, la editorial logró darle un buen tratamiento a la traducción en general). Lo que más me gustó de la edición es que cuando la protagonista leía el diario de su madre, le dieron una tipografía distinta para marcar el cambio entre las voces de la narración, un plus es que haya sido un estilo “handwritten” (a mano).

giphy7

Ahora, la trama del libro… ésa es otra historia.

En mi blog anterior siempre recalqué que no soy muy partidaria de las historias románticas, me gustan más las de suspense, los thrillers y el fantasy, igualmente de vez en cuando se me da por leer algo dulce y cursi, o dramático con final… pongámosle que feliz, porque muchos dramas últimamente no terminan bien. Aclarado esto entonces, prosigo.

Es verdad que ésta no es tu típica historia cliché, todo lo contrario, suceden cosas inesperadas y eso, ¡me encantó!

La historia trata sobre una chica adolescente de diecisiete años llamada Carolina (Lena para todos sus amigos), que de pronto se enfrenta a la muerte de su madre a manos de uno de los enemigos más jodidos del hombre en el ámbito salud: el cáncer.

Lo que hace a la historia de Lena una historia única, es quizás que empieza con una adolescente que por fuera de lo que nos muestra en su presente, se ha tenido que enfrentar a muchas cosas ella sola, ya que en su vida siempre fueron sólo ella y su mamá solas contra el mundo. Nunca había conocido o sabido de su padre, hasta que a su madre la diagnostican con cáncer terminal, y ella decide contarle “la verdad”.

Y es ahí donde arranca la historia, con Lena embarcándose en una aventura que sin duda le cambia la vida: ir a conocer a su supuesto padre, Howard, quien vive en Florencia, Italia.

Me pude identificar mucho con el sentimiento de incertidumbre que tuvo Lena al entrar en la vida de Howard y ante su potencial mudanza a un país extranjero, ya que a la misma edad de Lena (un año menor que ella en realidad), yo me mudé de mi natal México a mi querida Argentina (el país donde nació y se crió mi mamá, y donde está toda mi familia materna). Asó que pude conectarme un poco con los sentimientos de Lena en cuanto a ése gran cambio en su vida, con la diferencia que Lena no acepta por completo su nueva realidad, de hecho la incomoda y en más de una ocasión se lo externa a su mejor amiga, con la que realiza llamadas nocturnas casi pidiéndole asilo con su familia en Estados Unidos. Esto es hasta que decide darle una oportunidad a Italia y a Howard. Y eso gracias a su madre y a su vecino Lorenzo, mejor conocido como “Ren”.

¿Por qué mencioné a su madre si se supone que ya había fallecido? Porque Headley (así se llama ella), le envió un diario donde detalla cada día de su estadía previa en Florencia, es decir, que le da la llave para que Lena devele el misterio de su nacimiento.

Así es como la protagonista se embarca en una aventura por Florencia, donde no sólo terminará de conocer una faceta que desconocía de su mamá, sino que también se encontrará a sí misma. Esta parte de la trama hace de «Amor y Gelato», una novela del género YA por excelencia.

Jenna supo manejar muy bien el lenguaje adolescente y marcar las líneas temporales que iban desde el presente de Lena, sus recuerdos con su madre, hasta los recuerdos de su propia madre.

Al principio la historia me había atrapado con una frase de introducción demasiado prometedora (bien dicen que la frase introductoria es la que siempre engancha o vende el libro entero, y dependiendo de ella el lector seguirá o no con la lectura), hasta que pude conocer bien a Lena (aproximadamente a finales del primer capítulo). A partir de ahí mi enganche se fue a pique hasta que, pasando por escenas tedias, llegué a algo más de la mitad del libro, y ahí de nuevo la cosa se puso interesante hasta su desenlace, final que me pareció demasiado precipitado, pero con un fuerte “plot twist” que jamás me vi venir.

El libro es interesante, no me malinterpreten, más si eres de aquellos a los que les gusta viajar y conocer nuevos lugares, porque Evans hace una excelente descripción de las calles florentinas, haciéndote sentir de a ratos como si estuvieras caminando por sus calles pintorescas, en medio de tantos turistas amontonándose para ver monumentos como el Duomo o el Palacio Veccio; pero me pareció que a esta historia le faltó algo, y fue casi al final de la historia en la que ésta logró capturar mi atención.

Sentí que las partes donde Lena interactúa con otros chicos de su edad (que no fuesen Ren), como escenas de relleno que en realidad no aportaban mucho a la historia en sí.

Otro punto que quizás hubiera sido interesante habría sido que la autora tomara como recurso de apoyo la fotografía. Porque Headley era fotógrafa y en su diario se supone que hay fotos que ella tomó de su querida Florencia y quizás eso hubiera ayudado a la historia un poco (muy al estilo de «El Hogar de Miss Peregrine para niños peculiares» de Ransom Griggs), pero eso no fue, así que mi yo fotógrafa se tuvo que contentar con descripciones (excenlentes descripciones, debo de reconocer).

La frase que me sacó una sonrisa del rostro y que resume a toda la obra en sí es:

Sabes, la gente viene a Italia por varias razones— Sonia me miró por el espejo retrovisor—, pero decide quedarse por dos motivos recurrentes.

¿Cuáles?

El amor y el gelato.

De puntuación le doy:

3stars

Porque creo que la historia podía haber dado para más.

Es un libro que recomiendo leer en primavera o verano, acompañado por un rico gelato como el que aproveché a comprarme hoy en la #NocheDeLasHeladerías.

¡Nos leemos en la próxima!

XOXOX

Aye

Advertisements

2 thoughts on “La mejor cura para todo es el gelato

Add yours

  1. Hermosa entrada Aye!
    Sabes, por mi palabra cotidiana, que no leo historias románticas ni demás y, es por ello, que había descartado este libro. Acabas de abrirme una puerta a volver a considerarlo, más si me planteas esa frescura (si jajaja, soy chistoso) en la trama y la historia de amor.
    Espero leerlo pronto así te comento que me pareció, y de paso me como un helado.
    Abrazo amiga

    Like

    1. Al querido!
      En serio que es un buen libro de #numeral para leer, yo tampoco soy de las que les gustan las historias cursis, pero esta tiene todo en dosis moderadas. Es un libro YA por excelencia, además lo recomiendo mucho si sos de aquellos a los que les gusta viajar, porque ¡vaya que me hizo querer conocer Florencia!
      Te mando un besote! Y gracias por leer!

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: