Las mil y un caras de Harry Potter

Queridos Caspers, como anuncié en el post pasado, el día de hoy les vengo a hablar sobre la diferencia entre las ediciones en español e inglés de las aventuras de Harry Potter. ¿Están listos?

La versión en inglés de Harry Potter es llevada de la mano de la Editorial Bloomsbury, mientras que la versión en español está a cargo de la Editorial Salamandra.

¿Son diferentes? Muchísimo.

giphy51

En primera instancia hay cosas con la traducción del inglés al español que se pierden a lo largo de la saga; por ejemplo, las exclamaciones groseras que suele hacer Ron Weasley (sus “Bloody hell!” y “Blimey!” son unas de las expresiones que hacen a la personalidad del pelirrojo amigo de Harry, y que en español quedaron reducidas a… nada), o los nombres de los hechizos (no es lo mismo Stupefy que Desmaius). Me gustaría recalcar mucho la importancia que deberían darle las editoriales en español a sus traducciones, ya que así como vemos omitido contenido, a veces cambian hasta el nombre (ver el caso de Harry Potter y el Misterio del Príncipe) y eso es malo, muy malo. Es un error garrafal no procurar que la traducción sea fiel al 100%, porque de pronto me ha pasado leer que está hablando un personaje femenino y se lo nombra en masculino, lo cual es… ¡H-O-R-R-I-B-L-E! Es inadmisible que eso suceda, porque a veces estos detalles entorpecen la lectura haciendo que el lector deba releer una frase varias veces para entender de dónde salió el error. Así que, gente de Salamandra o cualquier otra editorial con traducciones, por favor a futuro, manden a releer los manuscritos traducidos a editores que tengan conocimiento de lo que se está traduciendo.

giphy52

La calidad de las páginas es diferente también. Salamandra opta por un papel un poco rugoso que con el paso del tiempo se torna amarillento, mientras que las versiones de tapa dura de Bloomsbury son finas (a veces cortantes) y aunque pase el tiempo se mantienen como si fuera el primer día, eso si no le manchas las hojas sin querer.

Las portadas son hermosas en ambas ediciones, las originales siempre llevarán un lugar especial en el corazón de todos, no importa las renovaciones de rostro que quieran darle a Harry, que con todas las diferentes ediciones al rededor del mundo ya recibe el nombre “El personaje de las mil caras“.

giphy53

¿Por cuál de las dos ediciones me inclino? La de Bloomsbury, sin lugar a dudas. No sólo porque es el idioma original en el que se escribió la saga, sino también por los detalles que le agregaron. Salamandra sólo nos da el escudo de Hogwarts una vez, al principio de La Piedra Filosofal, en cambio Bloomsbury pone un pequeño dibujo al inicio de cada capítulo, al que le da su propia tipografía. Me gusta también que cuando hay cartas o la parte de un diario, la fuente cambia para darle un diseño a corde que distingue ésa parte del resto, incluso hasta le han agregado las firmas a mano que les ha dado Rowling a cada uno de sus personajes (en Las Reliquias de la Muerte, la firma de Albus Dumbledore es demasiado importante debido a que la “A” en su firma lleva el símbolo de las Reliquias, y si bien en la versión en español de Salamandra lo describen, no es lo mismo).

giphy58

Lo que aplaudo de las versiones en español es quizás el material con el que está hecha la portada de las versiones de tapa blanda, ya que a pesar de que son frágiles y se rompen con facilidad, hace falta releer y gasta mucho el libro para que se deshagan por completo. En cambio las versiones de tapa blanda de Bloomsbury se lastiman enseguida.

Igualmente, si eres como mi hermana que no sabe inglés, leer toda la saga en español no afecta. La historia es la misma, los personajes son los mismos, los lugares son iguales, quizás afecte la traducción en los hechizos, pero siguen teniendo los mismos efectos. Pero, si en algún momento te animas, y quieres leer la saga en inglés, no lo dudes y empieza por el más fácil: La Piedra Filosofal. Aquí hablo desde la experiencia, porque cuando the Half-Blood Prince llegó a las librerías, Salamandra aun no sacaba la versión en español (normalmente tardan meses en hacerlo), y yo como buena fan estaba desesperadamente ansiosa por leer el libro. Mi papá me sorprendió cuando regresó de un viaje que hizo a Chicago, con el libro en inglés (Caspers, mi alegría no se la imaginan, menos al ver algo tan hermoso como es el libro en tapa dura y de regalo una bolsa con la imagen del libro). ¿Fue difícil? Sí, pero no imposible. Recuerdo que hasta tuve que recurrir a algunos profesores para que me tradujeran frases estilo “juerga” que a veces tienen entre los personajes, y que realmente a veces no tenían una traducción exacta (el mejor ejemplo que se me viene a la mente es la frase de Harry que dice: “I am Dumbledore’s man, through and through”, ese “through and through” me volvió loca hasta que me dijeron que era algo así como “cueste lo que cueste”). Pero igualmente me sirvió muchísimo, fue el primer libro que leí en inglés y gracias a él mi amor por ése idioma acrecentó.

¿Y tú qué edición prefieres? ¿Concuerdas conmigo?

¡Nos leemos en el próximo post!

XOXOX,

Aye

 

Advertisements

One thought on “Las mil y un caras de Harry Potter

Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: